Las 3 Suertes y como te pueden ayudar en tu negocio

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que determina tu Suerte?

¿te gustaría saber si tu Destino está escrito y predeterminado de alguna manera?
¿O si el pensamiento positivo y la Ley de la Atracción te pueden ayudar a tener éxito en tu negocio?

Hoy te quiero hablar de la suerte, o lo que normalmente llamamos El Destino.

 

Según la metafísica china, todo lo que sucede en la vida, y por lo tanto nuestra suerte, está determinada por tres cosas:

 

  • La Suerte del Cielo:

Es la energía presente en el momento de tu nacimiento. Viene determinada por el instante en el cual has tomado tu primer aliento. La podemos ver y analizar gracias a la carta BaZi. Los ocho caracteres que la conforman, nos indican los animales del zodiaco chino y la distribución de los cinco elementos en tu carta natal.

 

Esto nos va a indicar como es tu personalidad, cuáles son tus talentos, tus debilidades, tu zona de genio y los diversos ciclos energéticos que atravesarás a lo largo de tu vida.

La Suerte del cielo es algo que no puedes cambiar. Es la energía que traes “de serie”.

Este es el factor que más influencia tiene en nuestro destino, ya que nuestra personalidad (a la vez que los ciclos del tiempo), va a influir de manera significativa en tu vida.  La suerte del cielo (tu carácter) viene a ser como tu “materia prima”.

 

 

  • La Suerte de la Tierra:

Es el Feng Shui de tu casa, y el cómo te influyen las energías presentes en tu vivienda o en tu espacio de trabajo.

¿Vives o trabajas en un lugar bien ventilado, bien diseñado, con buenas estrellas? (las estrellas vienen dadas por el patrón numérico de energías de una casa, que viene determinado por los grados de orientación de la fachada y la fecha de construcción). ¿Duermes sobre una geopatía o una corriente de agua subterránea?

Todas estas cosas influyen también en nuestra suerte o en nuestro destino, pero en menor proporción. Es un parámetro que podemos modificar.

En este aspecto tenemos margen de maniobra porque te puedes cambiar de vivienda o de lugar de trabajo, puedes hacer reformar parciales o integrales para intentar cambiar la energía del ambiente.

 

 

  • La Suerte del Hombre:

Por último, pero no menos importante, está la suerte del hombre. Y tiene que ver con tus acciones: es el libre albedrío.

 

¿Eres una persona positiva que se crece ante las dificultades? ¿O por el contrario apenas surge un problema te haces la víctima y metes la cabeza bajo la tierra como el avestruz? ¿Tienes ambición personal por crecer y mejorar? No hablo solamente del aspecto material sino también el espiritual, familiar, personal.

¿Realizas acciones positivas para con la sociedad, algún tipo de servicio, voluntariado, colaboración?

Esto es lo que se conoce en el Budismo y otras religiones como el Dharma, y repercute de manera significativa en nuestra suerte o destino.

Por otro lado, si te dedicas a hacer cosas negativas a diestra y siniestra y estarás creando Karma, que ten por seguro se te regresará en algún momento para que pagues y aprendas la lección.

 

Como verás, el libre albedrío es muy importante, y siempre me gusta recalcar que siempre tienes la última palabra y acción en las situaciones que se te presentan en la vida.

 

Siempre tienes la última palabra y acción en las situaciones que se te presentan en la vida.

 

Todo esto se llama Las Tres Suertes y es lo que explica como funciona nuestra Suerte o Destino.

 

Te preguntarás: ¿todo esto como me influye en mi negocio?

 

Si te conoces lo suficiente: gracias a tu carta BaZi, sabes cuales son las energías que forman tu personalidad, tus talentos innatos, tu zona de genio y emprendes desde este conocimiento, ya no estás luchando contra la corriente. No estas montando un negocio porque sí, porque lo heredaste de tu familia o porque está de moda. Lo haces porque es algo que vibra contigo, y está verdaderamente alineado con tu esencia y con tu corazón.

 

 

Si además conoces los ciclos del tiempo de tu carta, puedes planificar para aprovechar las energías del año que son más favorables y meter el turbo en tu empresa en esos momentos. Igualmente, si hay años o meses que no te favorecen tanto, puedes utilizar ese tiempo para crear contenido y mantener un perfil más bajo, dejando las cosas más importantes como lanzamientos o nuevos proyectos cuando la energía es más adecuada. Se trata de planificar sabiamente.

 

 

Ley de la Atracción y el pensamiento positivo puede influir en tu Suerte de Hombre

 

Para poder trabajar la Ley de la Atracción en tu empresa, lo primero y lo más importante es tener claro que el pensamiento positivo y el desear fervientemente que las cosas vengan hacia ti, no hace nada si tu no pones de tu parte.

 

Tu acción focalizada es una parte indispensable de la ecuación.

 

 

Las tres Suertes es la manera como nosotros mismos construimos nuestro destino. No es magia, no es solo metafísica. Independientemente de que haya un conocimiento milenario detrás de la carta BaZi o la selección de fechas, si solo nos conocemos y no tomamos acción, no va a ocurrir nada. Y si solo queremos tomar acción, pero sin la base sólida que trae el autoconocimiento, estaremos dando palos de ciego. Preguntándonos porque a pesar de todos tus esfuerzos no logras los resultados que quieres.

 

  • Conoces tu Carta BaZi, tus talentos innatos y los elementos que conforman tu zona de genio y emprendes en esta dirección. Aquí estás trabajando la Suerte del Cielo. Tu branding e incluso tu estrategia de comunicación tiene que estar alineada con los elementos que son favorables para ti. O los que nutren y alimentan tus elementos favorables. Puedes leer el post sobre los Cinco Elementos aquí.
  • El Espacio físico en el que vives o trabajas está armonizado y equilibrado según el Feng Shui. Aquí estás trabajando la Suerte de la Tierra, que aunque influye en menor manera, no por eso deja de ser importante.
  • Trabajas tu mentalidad, estudias, te preparas. Actúas de manera correcta y honesta, basándote siempre en lo que son tus talentos y en un proyecto que te apasiona y vibra contigo en todos los niveles. Cuando emprendes de esta manera, tu empresa no es una carga, ni algo que te desgasta, es algo que te nutre profundamente desde el interior. Sientes una sensación de agradecimiento profunda y sincera cada vez que trabajas con un cliente. Aquí estás trabajando la Suerte del Hombre. Utilizas la Ley de la Atracción para manifestar aquellas cosas que quieres, pero tomando las acciones focalizadas en los momentos adecuados, utilizando una correcta selección de fechas, aquí enlazamos la Suerte del Hombre con la Suerte del Cielo nuevamente y cerramos el ciclo.

 

[Tweet “Las tres Suertes es la manera como nosotros mismos construimos nuestro destino.”]

Como bien lo dice el Jack Canfield (el autor de Sopa de pollo para el alma, entre otros):

“Tu realmente solo puedes tener poder sobre tres simples cosas en la vida: los pensamientos que piensas, las imágenes que imaginas y las acciones que tomas

De eso se trata, de unificar las Tres Suertes.

 

Me encantaría saber de ti… ¿Que te ha parecido el post?  ¿Habías escuchado hablar alguna vez sobre las Tres Suertes?

 

Cuéntamelo en los comentarios, y no te olvides de compartir este post en tus redes sociales si te ha parecido interesante y crees que puede ser de utilidad a otra persona.

 

Un abrazo y gracias por seguirme,

Arquitecta de profesión y apasionada de la astrología desde que tiene memoria. Ayuda a emprendedoras a crear una marca alineada con su naturaleza energética. Utiliza la astrología china para enseñarlas a conectar con ellas mismas y con sus verdaderos talentos. A crear su marca, utilizando los elementos, colores, y estrategias de comunicación que más le favorecen según su perfil natal, y a lanzar su proyecto al mundo utilizando selección de fechas favorables personalizadas.
Share this...
Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
2 Comentarios
  • Lorena
    Escrito a las 18:20h, 12 mayo Responder

    Ohhh, que interesante!!! a movilizar entonces con la ley de atracción!

    • LuisaBaZi
      Escrito a las 06:31h, 13 mayo Responder

      Si, pero bien acompañada del hecho de tomar acción. El Universo tiene que hacer su parte, pero nosotros tenemos que hacer la nuestra tambien! 🙂

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies